Manga Gástrica, Alberta - Patient Story.

Shaudia Ricketts. from Calgary

* Individual results may vary Previous Next

Reasons to choose Dr. Ortiz at OCC.

Mi amiga se hizo la cirugía para pérdida de peso en México y no eligió ir a OCC por que el costo era más alto. Después de la cirugía se arrepintió de no haber ido a OCC, así que cuando la decisión de realizarme la cirugía, insistió que fuera a OCC por que son los mejores. A final en quien más confié fue en el Dr. Ortiz y su equipo y valía la pena pagar un poco más con tal y de llegar a casa con mi hijo. 


Google+ Facebook Twitter Likes:

Mi hijo ahora tiene a la mamá que necesita!

He batallado con mi pero por 25 años. He hecho todas las dietas de moda que hay y tuve problemas para entender que hay un punto en el que hay que dejar las dietas y hacer un cambio de estilo de vida. Dejo de importarme cuanto pesaba, por que creía que ya no importaba. Me había dado por vencida. No podía ir a los parques de diversiones y subirme a los juegos por que el cinturón no me quedaba - Sabes lo mortificante que es tenerte que bajar de un juego por que no puede abrocharte el cinturón? Por el trabajo viajaba constantemente y temía los vuelos completos por que sabía quien se sentara a un lado mío me juzgaría y se preguntaría por qué se tenían que sentar a un lado de la chica gorda. Odiaba salir en público porque estaba convencida de que todo mundo me juzgaba en base a mi peso, así que no salía. Tenía amigos que se habían hecho la cirugía para la pérdida de peso y estaban felices con su decisión. Yo solo podia pensar en el dinero - $10,000 dólares es mucho dinero para pagar por ser delgada. No creí que yo lo valiera. En julio del 2015 tuve suficiente. Tenía un hijo de 2 años con el que no podía correr o jugar. No quería salir a citas con mi esposo. Era muy infeliz. Mi amiga me vino a visitar y hacía unos meses que se había hecho la cirugía para la pérdida de peso - se veía increíble. Lo más importante, esta feliz. Me dijo que le diera una oportunidad a la cirugía y me di cuenta que yo valía la pena. Una semana después programé mi cirugía y dos semanas después de eso llegué a OCC. Tenía miedo de haber cometido un error, pero emocionada por los cambios. Había leído todas las historias sobre los pacientes que habían vuelto a subir de peso y me daba nervios ser una de esas personas. Mi mamá (quien vino conmigo) me dijo que debía hacer esto por mí y por mi familia. Me querían viva y sana y que pudiera hacer las cosas que amo. Hace 8 meses que me hice la cirugía, baje 109 libras y tengo nuevos hábitos alimenticios. No me prohibo nada, pero como con moderación. Mantener el peso va a ser fácil - probablemente no. No espero que sea fácil - y está bien, porque valgo la pena y el esfuerzo. Mí hijo tiene una mamá que juega con el todo el tiempo - fuimos al parque el otro día y pasamos 2 horas escalando el muro del gimnasio y en la resbaladilla. Mi esposo tiene una esposa que no es miserable. Esta cirugía no solo me salvó la vida. Salvó mi matrimonio y le dio a mi hijo una mamá que juega con él. Gracias Dr. Ortiz. 

Call Chat