Manga Gástrica, Utah - Patient Story.

Adam Kenneth Paul. from Hyrum

* Individual results may vary Previous Next

Reasons to choose Dr. Ortiz at OCC.

Después de decidir que quería realizarme la cirugía de manga gástrica, comencé a buscar y a leer reseñas de diferentes centros de manga gástrica. Después de leer varias reseñas sobre lo geniales que son los médicos y el personal en OCC, y de darme cuenta que el costo del procedimiento era por fin a mi alcance, supe que el centro OCC era el lugar para mí. 


Google+ Facebook Twitter Likes:

Por mí y por los que amo no aceptaré la derrota, no me daré por vencido

Siempre he sido muy activo. Jugué deportes toda mi vida. Durante la preparatoria me ofrecieron varias becas para jugar futbol americano para importantes universidades. Después de graduarme de la preparatoria, mis rutinas de ejercicio disminuyeron, y mis hábitos alimenticios empeoraron. Por muchos años he luchado contra mi peso sin tener éxito. Después de casarme, y de fundar una nueva compañía mi peso continuó escalando. Sabía que no quería seguir viviendo mi vida de la misma forma, y estaba determinado a perder peso. Peor, mi determinación por sí sola nunca fue suficiente. Pase por el yo-yo de la pérdida de peso, y poco después recuperé el peso perdido. Muchas de esas veces subía más de peso del que tanto me había costado bajar. Mientras seguía perdiendo la batalla contra la pérdida de peso, mi salud comenzó a deteriorarse. Mi presión arterial comenzó a elevarse, me hice prediabético, desarrollé apnea del sueño y no podía respirar por mí mismo en las noches sin una máquina. También tuve gota y muchas de las actividades diarias se volvieron difíciles y en ocasiones insoportables. Super que era hora de hacer un cambio. Hice mi investigación y me di cuenta de que la cirugía de manga gástrica era exactamente lo que necesitaba para comenzar una vida más sana. Una vez que decidí que estaba interesado en la cirugía de revisión, comencé a ver algunos centros especializados en manga gástrica. Sabía que el procedimiento podía cambiar mi vida, pero después de que me dijeran que mi aseguranza no cubriría ninguno de los procedimientos me di cuenta que realizarme la cirugía en los Estados Unidos me costaría un pequeña fortuna. La cual no tenía. De casualidad, un día me encontré con unas reseñas sobre OCC. Estuve despierto por horas leyendo reseña tras reseña. Finalmente envié una solicitud y después de hablar con alguien por teléfono supe que era candidato para el procedimiento, y que podía pagarlo. Ese mismo día programe mi cirugía. Esta sería en dos meses. Comencé la dieta preoperatoria, y tuve mucho éxito. Mi peso inicial fue de 375 libras con un porcentaje de grasa de 49%. Cuando llegué para mi cirugía pesaba 350 libras. Todo mi viaje a OCC estuvo genial. El viaje fue silencioso, el hospedaje agradable, el personal amable, y los médicos fueron muy atentos y competentes. Al regreso a casa después de la cirugía, estaba emocionado por comenzar mi nuevo estilo de vida. Han pasado 6 meses desde mi cambio de estilo de vida y actualmente peso 245 libras con un porcentaje de grasa de 28%, ¡he perdido 130 libras! Soy muy activo, y finalmente siento que estoy viviendo mi vida como debería. Encima de todo esto, ya no tengo diabetes, mi presión arteria esta bien, ya no tengo apnea del sueño, sin síntomas de gota y las actividades diaria son sencillas de realizar. Estoy tan emocionado por mí estilo de vida que sentí la necesidad de compartirla con mis seres queridos que me rodean. En los últimos 6 meses he recomendado a OCC a mi madres y a un amigo cercano. Ambos se realizaron su procedimiento en OCC y han tenido mucho éxito. A diario le cuento a las personas sobre mi historia, y como OCC han cambiado mi vida para siempre. Gracias OCC por ayudarme a recuperar mi vida.

Call Chat